Mié,17 agosto, 2022

Mozart a la Carta y Sinfonía Concertante para Violín y Viola

 El sábado 16 de septiembre a las 21:30, una velada inolvidable, donde la Orquesta Sinfónica de la Provincia, organismo dependiente del Instituto de Cultura, presentará su séptimo concierto de Temporada, Edición 2017, con un repertorio de Amadeus Mozart, con el Mtro. Jorge Doumont como director invitado.

 Este VII Concierto tiene varias particularidades, la primer parte del mismo estará conformado por las obras elegidas por el público, por lo que, durante el mes de agosto se realizó una encuesta invitando al público asiduo a los conciertos del organismo, a elegir entre una lista de opciones del mencionado compositor. Lo más votado integrará la primera mitad del programa. La selección de “Mozart a la carta” se realizó a través de papel, correo electrónico, teléfonos y redes sociales.

También habrá dos solistas para la realización de la Sinfonía Concertante para violín y viola durante la segunda parte del concierto. Analía Estigarribia,  es integrante de la Orquesta Sinfónica y será la solista de Viola, mientras el violinista ruso, naturalizado argentino  Oleg Pishenin,  hará lo propio con el violín.

 Analía Estigarribia tiene una carrera sobresaliente, habiendo sido seleccionada en concursos de sumo prestigio que le facilitaron la posibilidad de acceder a su perfeccionamiento, de mano de los mejores maestros nacionales. Integró un trío de Cámara –violín, viola y violoncello- que fue seleccionado para asistir a un Curso de Música de Cámara, en la ciudad de Paraná, con el Maestro Alberto Lisy. Obtuvo, por concurso, un subsidio de la Fundación Antorchas, que le permitiera realizar un perfeccionamiento de un año, con el Maestro Elvio Di Rito, en la ciudad de Santa Fe. También, obtuvo por concurso un contrato para la Orquesta Sinfónica Juvenil de LRA Radio Nacional, en Buenos Aires; el puesto de Solista de Viola, en la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Provincia de Corrientes, ingresando mediante prueba de suficiencia, en las Orquestas Sinfónicas de las Provincias de Chaco y Corrientes. Actualmente, se desempeña como solista de Viola, en ambos Organismos y se perfeccionó con el maestro Oleg Pishenin en el marco de las Asistencias Técnicas brindadas a la Orquesta Sinfónica de Corrientes.

 Oleg Pishenin es violinista. Concertino de la Orquesta Estable del Teatro Colón. Docente de violín Instituto Superior de Arte del Teatro Colón (ISA). Profesor de violín.

 Nacido en 1969 en Odessa, URSS, naturalizado argentino, inicia su carrera de solista a los 10 años. Tres años más tarde, se convierte en el ejecutante más joven del Concierto Khachaturián e “Introducción y Rondo Capriccioso” de Saint-Saens con la Orquesta Filarmónica de Odessa, bajo la batuta de G.Gotzirídze. Estudió con los  grandes maestros. Ganador de Concursos Nacionales de Jóvenes Violinistas en 1981, 1982 y 1984. En 1990 gana la Beca “David Oistrakh” y actúa en múltiples recitales en la Unión Soviética, Italia, Alemania y Suecia, siendo también Concertino de la Camerata “Solistas de Odessa”.
En 1993 emigra a la Argentina, invitado por la Universidad Nacional de San Juan como Profesor Titular de Violín. Un año más tarde regresa a San Petersburgo, Rusia, donde realiza el postgrado con el Maestro Alexandr Yúriev. Vuelve a la Argentina y desde 1995 integra la Orquesta Filarmónica del Teatro Colón. Es integrante-fundador del “Trío Clásico de Buenos Aires” y Cuarteto “Argentum”, ambos en actividad.

Como solista toca con distintas orquestas del país, entre ellas la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, la Orquesta Estable del Teatro Colón y la Camerata Bariloche. En el prestigioso ciclo de la DAIA, por primera vez en los últimos veinte años en Argentina, Oleg Pishenin interpretó el Concierto de Glazunov en el Teatro Colon. Su repertorio abarca las obras más exigentes, como los Conciertos de Mendelssohn, Paganini, Sibelius, Brahms, Tchaikovsky, Beethoven y Prokofiev.

Desde el 2010 y hasta la actualidad Oleg Pishenin se desarrolla como Concertino Adjunto de la Orquesta Estable del Teatro Colón. A partir de 2014 es docente del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón.


La Obra- Los Instrumentos


 La viola es considerada como el Contralto o el Tenor Dramático de la familia de las cuerdas. La mayoría de las violas tienen una sonoridad dulce y oscura en la tesitura grave y rica y penetrante en los registros medio y agudo.

 La Sinfonía concertante es un género de concierto de finales del SXVIII y principios del XIX para instrumentos solistas – habitualmente dos, tres o cuatro, pero a veces hasta siete o incluso nueve – con orquesta. El término indica que se trata de una “sinfonía con importantes y extensas partes de solistas” pero la forma es más cercana al concierto que a la sinfonía. -The New Grove Dictionary of Music & Musicians-

 Se cree que Mozart destinó la Sinfonía concertante al violinista Ignaz Franzl, reservando para él la parte de viola. La viola era considerada entonces un instrumento secundario pero a Mozart le gustaba su timbre y si sus Cuartetos le dieron un nuevo lugar, la Sinfonía Concertante K.364 la elevó al nivel del violín. Aunque la tonalidad de la obra es Mi bemol mayor, la partitura original de la viola está escrita en Re mayor, un semitono más bajo. Por ello, la viola se afina un semitono por encima (Accorda un mezzo tono più alto), lo que permite usar más frecuentemente las “cuerdas al aire”. Es este procedimiento lo que permitía en la época de Mozart dar a la viola una sonoridad más brillante, más cercana a la del violín (y facilitaba también, al mismo tiempo, la ejecución de su parte) para obtener un sonido más claro, más tenso, más vigoroso. Hoy día, los violinistas tocan casi siempre en Mi bemol mayor, lo que da al instrumento una sonoridad más oscura, más triste, más romántica. Esta es la obra más compleja y exitosa dentro del género sinfonía concertante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.