Lun,15 agosto, 2022

El Ministerio de Salud Pública recomienda el uso de Pirotecnia de manera responsable

Teniendo en cuenta la peligrosidad de los fuegos artificiales, es esencial minimizar al máximo posible las lesiones que pueden provocar secuelas. Por ello, desde el Ministerio de Salud Pública a través del Servicio del Quemado del Hospital Pediátrico Juan Pablo II, insisten en evitar el uso de fuegos artificiales; en caso de hacerlo se pide a los adultos utilizarlos siguiendo las recomendaciones.


Cada año, los fuegos artificiales causan cientos de lesiones prevenibles a los que los manipulan y a observadores. Además de generar sufrimiento a cientos de familias, pérdidas de vidas y salud, la pirotecnia suele causar importantes daños materiales y al medio ambiente por los incendios que provoca.

La jefa del Servicio de Quemados del Hospital Pediátrico Juan Pablo II, Marta Vergara, pidió evitar el uso de pirotecnia en estas fiestas y compartirlas en paz con los seres queridos. Insistió en la tenencia responsable en caso de utilizar fuegos artificiales, “si se manipula pirotecnia que siempre sea con un adulto y siguiendo todas las recomendaciones”.

Mencionó que “como todos los años en ésta época el Servicio funciona normalmente como los diferentes sectores del Hospital, con las guardias correspondientes”. Y continuó recordando que “las quemaduras son lesiones que se pueden prevenir”.


 

PREVENCIÓN


 

Los niños se pueden lesionar con artefactos pirotécnicos aunque sean supervisados por adultos, no alcanza con no permitir el uso de pirotecnia; muchos chicos se lesionan solo por estar observando.

No existe pirotecnia segura ni de bajo riesgo: todas pueden producir lesiones hasta las estrellitas puede incendiar la ropa o lesionar los ojos. La punta de una bengala se quema a una temperatura de más de 537 ºc, suficiente para causar quemaduras de tercer grado.

Es recomendable no utilizar pirotecnia clandestina, pero no es suficiente ya que muchas lesiones se producen con artefactos autorizados.

Se recomienda a los padres disfrutar de los fuegos artificiales de la única forma segura, las exhibiciones públicas que cumplan con la normas de seguridad y autorización correspondiente, en lugar de fuegos artificiales para uso doméstico.


 

En caso de utilizar pirotecnia:


 

-El uso de elementos de pirotecnia se debe hacer a una distancia mínima de 300 metros a la redonda de hospitales, clínicas, estaciones de servicio y sitios donde haya aglomeraciones públicas.

-No introduzca artificios pirotécnicos en envases de vidrio o latas.

-Nunca lleve artículos  pirotécnicos en los bolsillos.  Úselos al aire libre y en lugares despejados.

-No experimente no corte, ni mezcle los productos pirotécnicos.

-Si conoce la forma de utilizar el producto, siga las instrucciones del envase (los autorizados tienen las instrucciones).

-El mal uso de estos elementos no solo puede afectar su salud sino la de las demás personas y también los bienes de las mismas, ya que muchas veces se originan incendios u explosiones.

-Si utiliza estos productos tenga a mano un recipiente con agua, para volcarle a los elementos ya utilizados.

-Después de utilizar elementos de pirotecnia, recuerde lavar sus manos con agua y jabón.

-Al encenderlos no los sostenga en la mano déjelos en el suelo.

-No deje a los niños manipular estos materiales, ya que pueden ocasionarles graves accidentes especialmente en manos, cara y ojos.

-No arroje elementos de estallo debajo de vehículos automotores, no dirija los mismos contra personas o cosas y no fume en el lugar donde se vende pirotecnia.

En caso de quemaduras:

– Lave la zona quemada con agua limpia y fría, sin jabón.

– No trate de despegar  de la herida parte de tela o lanas, que pudieran estar adheridas a la quemadura, ya que solo aumenta el dolor y puede originar cicatrices deformadoras.

– No ponga grasas, pomadas, aceites polvos, cremas, ni soluciones de ningún tipo.

– Concurra al centro asistencial más cercano.

DATOS

En Argentina más de 1000 personas anualmente deben ser asistidas en instituciones de salud por lesiones por pirotecnia 50% son niños, 75% son varones.

El 40% de las lesiones son en la cabeza (ojos 15 a 30 %) miembro superior: las manos y dedos son afectados el 20 a 40%. El resto de lesiones en miembros inferiores (algunos en pie por pisar artefactos), tronco y genitales (artefactos pirotécnicos en bolsillos).

El 25 % a 50% de los lesionados son solo espectadores u observadores, que no manejan ni encienden artefactos pirotécnicos.

 

*Datos brindados por el Servicio de Quemados del Hospital Pediátrico Juan Pablo II.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.