Lun,04 marzo, 2024

La Provincia fortalece la estrategia de control integrada para la prevención y el control del dengue

En el marco del Plan Provincial de Lucha contra el Dengue, se llevó a cabo este jueves una reunión de trabajo en el Salón Verde de Casa de Gobierno, encabezada por el ministro de Salud Pública, Ricardo Cardozo, acompañado por la Directora general de Epidemiología, Angelina Bobadilla y el vice intendente de la ciudad de Corrientes, Emilio Lanari.

También asistieron los ministros, de Coordinación y Planificación, Miguel Olivieri y de Educación, Práxedes López, como así también secretarios y subsecretarios de distintas áreas de la provincia, referentes de entes autárquicos y autoridades de fuerzas de seguridad en representación de la Policía de Corrientes, Prefectura Naval y Gendarmería.

El encuentro apuntó a fortalecer la estrategia de control integrada para la prevención y el control del dengue, hacia un trabajo en conjunto entre los actores mencionados, a fin de planificar y desplegar acciones efectivas tanto en Capital como el interior, para lo cual es fundamental que todos aporten su grano de arena, teniendo en cuenta lo complejo de la situación debido a la gran cantidad de casos que se vienen registrando.

En este contexto, el ministro Cardozo manifestó que todas las acciones tienden a optimizar y sumar los recursos humanos y materiales, con el objetivo de realizar de la mejor manera el bloqueo vectorial del aedes aegyptis y profundizar la tarea de descacharrizado.

Cardozo valoró poder realizar una tarea mancomunada con el municipio capitalino y con todas las comunas, sumando vehículos para la fumigación y abordar la problemática de una manera integral, en el cual la concientización hacia la población sobre las medidas preventivas a adoptar es clave.

“La situación está controlada, aunque seguimos teniendo casos positivos, alrededor de 200 activos, 1000 acumulados y se registraron diez fallecimientos”, comentó el ministro respecto al brote de dengue.

Agregó que es importante que la comunidad tenga conocimiento de este escenario para que tome conciencia y tome los recaudos necesarios, principalmente con el descacharrizado.

Consultado sobre las fumigaciones y su utilidad, Cardozo expresó que se realizan cuando existe un caso positivo, para matar a los mosquitos en las nueve manzanas alrededor de donde se detectó. También se hace “al voleo”, pero solo afecta a los mosquitos que son alcanzados por las gotas del producto, sin efecto residual.

“De todas formas, en los cacharros de las casas tenemos millones de huevos que están a punto de nacer, y no podemos fumigar cada 2 o 5 días porque vamos a intoxicar a la población. Así que sirve, pero para ese lugar, ese momento, de manera parcial y no tiene efecto sanitario”, se explayó el funcionario.

A su vez, el ministro dejó en claro que el clima es una variable que se sumó en este ciclo epidémico, ya que se conjugan estos dos factores que facilitan la reproducción del vector que son las lluvias y las temperaturas altas y por eso es sumamente importante la prevención.

Por su parte, la directora general de Epidemiología, Angelina Bobadilla comentó que cada vez que se detecta un caso y se procede al bloqueo vectorial, se comprueba que en los hogares donde se diagnosticó dengue están llenos de criaderos, por lo cual es importante eliminarlos y evitar así que se reproduzca el mosquito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *