Sáb,13 agosto, 2022

Llega el 16° Encuentro Regional del Teatro en Corrientes

Tras 8 años de la última edición en nuestra ciudad, Corrientes será nuevamente sede del Encuentro Teatral que reúne al mejor teatro de toda la Región. Llegarán obras de Misiones, Formosa, Chaco y Corrientes que estarán en cartelera con una entrada general de $20.



El próximo 1 , 2 y 3 de septiembre Corrientes será sede en el encuentro del 16º Encuentro Regional del Teatro, reuniendo las mejores obras e interpretaciones de la zona. El evento está organizado por el Instituto Nacional del Teatro y  el Instituto de Cultura de Corrientes en cogestión con  la Asociación Civil Ñande Po (Nuestras Manos).

 Dentro de la agenda serán tres días de intensa actividad, donde se podrá disfrutar de las funciones, espacios de capacitación, diálogo, intercambio de estéticas, géneros y diversidad de puestas. Estas actividades permitirán el enriquecimiento de la disciplina teatral como también brindará la oportunidad al público correntino de disfrutar de todo el teatro de nuestra región.

Desde Cultura, explicaron que este 16° Encuentro Regional del teatro del NEA, contiene el espíritu del bicentenario, incluyendo a los dueños de la  tierra, es por ello que al evento lo   denominamos “Ñeembogaba” (compartir la palabra).  Los guaraníes llamaban así a las reuniones  en donde la  comunidad  realizaba  distintas actividades: los yamanes expresaban reflexiones en voz alta; algunos mostraban sus manufacturas, otros ofrecían los productos de la tierra y el paje dirigía el ñembojere, (dar vueltas) que eran las distintas danzas ceremoniales. En estos  ñembogaba se expresaban todas las voces de los miembros de la tribu, no sólo con la palabra sino con las acciones, desde estas significaciones el nombre que lleva este nuevo encuentro teatral de la región.

En el Encuentro Regional de Teatro del NEA, las distintas provincias mostrarán sus producciones teatrales. Igualmente,   compartirán experiencias escénicas realizando talleres y  expresando a sus pares las problemáticas que atañen a la actividad en sus respectivos  lugares, imitando de alguna manera el espíritu de los ñeembogaba de aquellos primeros  habitantes.

Desde el grupo cultural, explicaron que de este modo no nos reducimos en el tiempo sólo  al bicentenario, sino que abarcamos el vasto territorio del hombre en América, a sabiendas de que el blanco irrumpió en estos lares como inquilino y a quinientos años de aquello, aun adeuda el alquiler.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.